18 diciembre 2006

¿Que les pasa a nuestros gobiernos socialistas con el Sahara?


Hace 30 años que el Sahara Occidental dejó de ser la provincia número 53 de España, pero el incierto futuro del pueblo saharaui, el penoso presente de sus gentes y de los niños saharauis continua despertando una insólita emoción en la ciudadanía española. Esta emoción y estos sentimientos hacia ellos se materializan en unas 30 Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui repartidas por todo el territorio español, en ayuda humanitaria, en las Vacaciones en Paz, donde más de 8000 familias españolas disfrutan del verano junto a niños saharauis. Toda esta justicia natural de la ciudadanía, contrasta con la obscenidad de los distintos políticos que a medida que han accedido al Gobierno (los gabinetes de Adolfo Suárez, Felipe González y en menor medida, José María Aznar), han cerrado los ojos ante la represión marroquí contra los saharauis. Ahora Zapatero está siendo tibio, sino beligerante, con las tesis de un pueblo que colonizó España de forma trasnochada y que dejamos en manos de un tirano que intenta exterminarlos.

En el reciente viaje a Argelia, Zapatero ha intentado eludir el problema del Sahara obviando que Argelia acoge en Tinduf los campamentos de refugiados del pueblo Saharaui. Esto no ha impedido que durante el almuerzo que ofreció a la delegación española, Buteflika echó públicamente en cara al Gobierno español la actitud que, en la práctica, ha mantenido en relación con el Sahara:

“Desearíamos que España se comprometiera de manera más firme a inducir al Reino de Marruecos y al Frente Polisario a aceptar poner a punto las modalidades de un referéndum de autodeterminación libre y normal, que permita la expresión de la voluntad soberana del pueblo de Sahara Occidental, conforme a la legalidad internacional». Y subrayó: «España no puede quedarse indiferente ante la suerte actual del pueblo saharaui, que ustedes colonizaron desde 1885 hasta 1975”.

Quiero recordar que Felipe Gonzalez viajó a los campamentos de refugiados a expresarles la reprobación del PSOE por el acuerdo de Madrid de 1975. Y estando allí mismo dijo:

"Nuestro partido está convencido de que el Frente Polisario es el guía recto hacia la victoria final del pueblo saharaui. Y está convencido también de que vuestra república democrática se consolidará sobre vuestro pueblo y podréis volver a vuestros hogares. Sabemos que vuestra experiencia es la de haber recibido muchas promesas nunca cumplidas: yo quiero, POR CONSIGUIENTE, no prometeros algo sino comprometerme con la Historia: nuestro partido estará con vosotros hasta la victoria final".

Si la necesidad de negociar con nuestro vecino Marruecos y llegar a acuerdos de pesca, de fronteras, etc hace que el PSOE dé la espalda a los sentimientos de la sociedad española y a la injusticia de un pueblo que lucha por ser una república democrática y por salir de la penosa situación en la que le dejamos, al menos Zapatero debería dejar de hablar de Justicia y de Alianzas de Civilizaciones.

4 Comments:

At 18.12.06, Anonymous Anónimo said...

Este es un claro ejemplo entre la clara disociación que existe entre las bases del partido y sus gobiernos. La inmensa mayoria de los afiliados al PSOE están por apoyar a polisario, sin embargo, los gobiernos lo utilizan como moneda de cambio con Marruecos.

 
At 18.12.06, Blogger davicius said...

Gracias por recordárnoslo Jorge. No está nada de más que de vez en cuando alguien nos agite la conciencia con este tema.... Aunque como dice el comentarista anónimo de más arriba, es verdad que es algo de lo que nos nos tienen que convencer a los militantes, y si a nuestros compañeros en las instituciones.
Es exactamente el mismo caso que el que comentábamos antes a propósito de la mal llamada Ley de la Memoria Histórica. Si muchos de los que están enterrados en cunetas y sembrados por toda españa levantaran la cabeza se caerían de nuevo a la misma fosa, avergonzados de que se les niegue el reconocimiento digno que se ganaron en vida.

 
At 18.12.06, Blogger Guillermo said...

Yo de lo que me quedo sorprendido es de cuantos jóvenes marroquís están en contra de la postura de su gobierno. Sin ir más lejos, de los chavales de mi curro, uno de ellos tiene la bandera saharahui colgada en el cuarto y te lo razona muy coherentemente para sus 17 años y el resto comparte su opinión.

 
At 19.12.06, Blogger Jorge said...

Me alegro mucho de leer tu comentario Guillermo. A la presión internacional (que casi no la hay) y la presión que pueda hacer el POLISARIO le vendría muy bien algo de presión interna para hacer plantearse a Marruecos su política expansiva (con España ya ni contamos). No obstante los hechos no son nada halagüeños, El ACNUR reduce en un 43% la ayuda a los refugiados saharauis en gran parte presionado por el querido amigo de nuestro monarca.

 

Publicar un comentario

<< Home

Ponte en contacto con nosotros