03 noviembre 2006

La cuestión energética

Al hilo del post anterior de Raulo, estaba pensando en la forma en que va cambiando la visión que los políticos (y la sociedad) tienen de determinados temas. Al Gore participa en una peli-documental sobre el calentamiento global; Tony Blair, con eso de que no va seguir siendo Primer Ministro, se atreve a salir hace unos días diciendo que lo bueno se acaba, y que, o dejamos de contaminar, o lo que se nos viene encima será terrible; hace unos días Felipe González decía que seguir quemando combustibles fósiles no era sostenible y que habría que comenzar a plantearse el fin de la moratoria nuclear (me imagino a nuestro Presidente jurando en hebreo cuando leyera el artículo)...... En fin, en muchos y muy importantes ámbitos comienzan a plantearse en serio el problema climático que sólo estamos empezando a experimentar. Mientras tanto, me entero de que Exxon (sí, esa "pequeña" empresa que es responsable de emitir CO2 a la atmósfera a espuertas) sigue pagando informes de expertos que lleven la contraria a la comunidad cientítifica internacional. Sin embargo, la soberbia de esta gente sigue intacta: hasta hace unos años sus informes periódicos negaban la existencia del calentamiento global y el cambio climático. Curiosamente, en el último, publicado hace algunas semanas explicaban que el fenómeno ya no tiene marcha atrás, y que por lo tanto no se puede combatir, por lo que proponen investigar en paliar las consecuencias y olvidarse por lo tanto se sus causas.
En el otro lado, algunos expertos ecologistas comienzan también a plantear que el ritmo de crecimiento de nuestro mundo es insostenible con sus recursos naturales, y que por lo tanto hay que empezar a producir energía de otra forma. Las energías sostenibles, es decir, básicamente la solar y la eólica, son claramente insuficientes, y otras, como el hidrógeno, necesitan todavía un desarrollo tecnológico que las haga viables. Ante esto, sólo la energía nuclear cumple los requisitos de sostenibilidad que antes mencionábamos, lo que nos plantea una revisión de todo lo que teníamos aprendido en estos años cuando nos decían eso de "Nucleares.... ¡No gracias!"

5 Comments:

At 3.11.06, Anonymous Anónimo said...

Sin ser rabiosamente "antinuclear" ni "pronuclear", creo que hay un grave problema no resuelto: los residuos, pero en varios planos:

tecnológico: concentras material radiactivo y proteges al ambiente de ese residuo con materiales que no sabes si aguantarán tanto como sabes que será malo lo de dentro. Hay mucho que aprender. Pero debemos aprenderlo para desarrollar algún día una energía nuclear de fusión, mucho más limpia que la actual, con pocos residuos... Nos hace falta sine qua non

ecológico: en los alrededores puedes generar graves problemas de radiación si hay problemas con las protecciones. En todo caso, en lo ecológico yo diría que es igual de malo o peor quemar carbon y petroleo. Y además, no se suele decir que el humo de las térmicas es radiactivo porque las rocas y petroleos que se queman tienen materiales radiactivos (como todo en el mundo, los plátanos, la madera, nuestra orina... pero las rocas más). Y lo soltamos al aire y cae en los alrededores o con la lluvia.

económico: es muy caro desmantelar porque lo contaminado es un residuo difícil de tratar.

El problema es tan serio que hay que impulsar todos los frentes:

el ahorro, de cada uno de nosostros, de todos, del estado, de las ciudades.

el uso de energías renovables. Que se construya con paneles solares (mira por donde el MV podría legislar algo, no?), que los molinos se multipliquen hasta donde se pueda, que se investigue, promueva y utilice el biodiesel (esto puede ser cojonudo para la agricultura...) etc.

El uso de energía nuclear "de la sucia". Lo de "replantearse la moratoria" es un poco de risa, ¿qué pensáis que hacemos cuando compramos energía a Francia cada vez que no nos llega? Lo que no se puede mantener es unas centrales envejecidas y con problemas.

La investigación en fusión. O hay fusión en unas décadas o no parecemos muy sostenibles como "civilización" (por decir algo). Y un problema añadido... ¿quién convence a chinos e indios de que no quemen el carbon que tienen a patadas para crecer como nosotros (occidente) hicimos? ¿quién les dice que mejor sigan con la bici... que ya somos muchos los comodones en el planeta?

Y lo que mas me jode. Vas a los USA y te encuentras un pais enorme entero despilfarrando energía a espuertas. Os lo juro, abusan de la calefacción y del aire acondicionado hasta límites irracionales... lo de pedirles ahorro es de nota. Espero que a Al Gore le hagan (algo de) caso ahora con su peli...

 
At 3.11.06, Blogger Jorge said...

Eh!!!! Quietos parados!!!, este no es un tema de viernes, joder! acabo de leer de tirón el "INFORME David" sobre el estado del arte en la energía mundial, y la Replica de Fer... y se me han quitado las ganas de fin de semana... Joder, Joder!!!

Me voy a inmolar. Darme un responsable de todo esto y me inmolo.

 
At 4.11.06, Blogger Raulo said...

Pero seremos capaces de lograr la fusión nuclear? En lo que va de historia, sólo nuestro sol ha sido capaz... ni tan siquiera júpiter lo logró y se quedó como una enana marrón. ¿Seremos capaces de generar de modo artificial un estado semejante de presión como para lograr que dos átomos de hidrógeno generen helio?

El otro día en cuatro, con el Gabilondo, afirmaba un científico que se está logrando reducir bastante los resíduos de la fisión nuclear. De ser así, quizá no sea tan malo nuclearizarse.

De todas formas, la energía nuclear es alternativa a la gasolina? Sí, cuando sean los coches eléctricos, pero se podría dar un paso intermedio con los biocombustibles, como el aceite de girasol. Existe una leyenda urbana que dice que un español logró que su coche fuese con agua, pero que las multinacionales petroleras le comparon la patente. ¿Qué hay de cierto en ello?

 
At 4.11.06, Anonymous Anónimo said...

Yo diría que aquella leyenda urbana es simplemente mentira, aunque mi padre y sus amigos la creían cierta a carta cabal.
El biodiesel es un paso intermedio cercano, y necesario, en el que tendríamos que ponernos ya. De hecho, en nuestro programa electoral a la DGA debería haber menciones al biodiesel, al menos en el apartado de investigación. Tenemos al CIRCE y un parque tecnológico agroalimentario, y deberíamos intentar que la agricultura aragonesa se convirtiese en una pequeña Texas del biodiesel. Igual que la química aragonesa de las primeras décadas del siglo XX (Paulino Savirón, Calamita...) impulsó la remolacha como fuente de azúcar y con ello reactivó los campos (todo un ejemplo de I+D+i cuando no se llamaba así), ahora deberíamos explorar seriamente esa vía. También es verdad que cuando la remolacha dejó de ser interesante, no supimos reconducir las explotaciones y se acabó de mal en peor.

Y la fusión... ¿cuántos segundos se mantiene por ahora en los reactores? uno, uno y medio? cien veces más que hace quince años. Seguro que llegamos. No sé en qué década. Desde luego que falta mucho. Pero llegaremos, porque todos los ingredientes necesarios están: hay mucho dinero a ganar, hay mucho interés de los gobiernos, hay volumen de investigadores e ingenieros en ello, hay mucha necesidad para la estabilidad internacional...
(la de Irak podría ser llamada la Primera Guerra del Petróleo cuando haya varias). No sé si ITER será un éxito completo, pero será un paso adelante. Yo confío en ello. El sol y Júpiter sólo demuestran que para la fusión (como para todo) "sólo" hace falta que se den TODAS las condiciones necesarias... Y en Júpiter, para nuestra suerte, no se da al menos una.

 
At 6.11.06, Blogger Jorge said...

He vuelto a leer el documentado informe de energía y hoy me ha gustado mucho.
Al respecto simplemente decir que estamos en una crisis muy profunda de imaginación y dejando que los intereses económicos mermen la capacidad de la política, debemos plantear un giro ambicioso y estar dispuestos a sacrificar por ello crecimiento económico, mercado, consumo, etc. De otra forma la realidad se impondrá con justicia sobre los hombres...

 

Publicar un comentario

<< Home

Ponte en contacto con nosotros