08 noviembre 2006

TRAFICO DERROCHA DINERO PARA COACCIONAR SOBRE EL USO DEL CINTURÓN DE SEGURIDAD


La Dirección General de Tráfico pone en marcha la campaña "El cinturón salva vida: cinturón todos, cinturón siempre". Una campaña de concienciación para atajar las cifras: en lo que va de año, uno de cada tres muertos en carretera, no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Entiendo que se intente reducir el número de muertos en accidentes de tráfico, pero deberían emplearse los recursos del estado en evitar las muertes injustas, en primer lugar.
Cuando un “MAL NACIDO” circula a 180 Km./h, hace un adelantamiento peligroso o conduce borracho, no solo pone en peligro su vida, sino que está a punto de cometer un asesinato. Si un conductor no lleva el cinturón de seguridad o un motorista no lleva el casco, no perjudica a nadie más que a él mismo en caso de tener un accidente. Al resto de la humanidad su decisión no le afecta. En el caso del asesino, su decisión le puede costar la vida a otras personas que nada tienen que ver con el, ni con su imbecilidad.

Mientras las carreteras estén llenas de vehículos circulando de forma temeraria, y lo están, el estado no debería emplear sus recursos en coaccionar al individuo en decisiones que solo le afectan a el.
Al menos mientras la superpoblación del planeta siga siendo un problema, y lo es, no debería desalentarse a nadie por parte del estado a quitarse la vida de forma voluntaria.

9 Comments:

At 8.11.06, Blogger davicius said...

Jorge, te has levantado hoy de mala leche ¿no? ;-) Cada año mueren en España miles de personas en las carreteras y en mi opinión, cualquier campaña que contribuya a reducir esa cifra es positiva. Por otro lado, lo que he visto en televisión al respecto incide mucho en la utilización del cinturón con lo niños, por lo que me reafirmo aun más en lo dicho..... Sí que estoy de acuerdo en lo que dices de los conductores temerarios y en las medidas destinadas a sancionar más duramente sus barbaridades al volante. Desde mi puto de vista las condenas deberían ejecutarse de forma inmediata y ser más ejemplarizantes. No entiendo por ejemplo cómo un tío que atropella a otro por ir a toda velocidad, que se escapa sin atenderle, y que deja que su hermano, menor de edad, se autoinculpe, puede estar en la calle cuando la sentencia hace semanas que se dictó..... ¿os suena el caso?

 
At 9.11.06, Blogger F. de los Ríos said...

Entiendo tu postura Jorge, pero no la comparto para nada. En mi opinión el tráfico es uno de los mayores problemas de este país. Cuantitativamnete me parece que es un problmea mucho mayor que el terrorismo, al que tantas vueltas les damos.
En una sociedad en la que los locos del volante son tan numerosos, no pensar que tenemos una responsabilidad colectiva sobre esto, me parece no querer profundizar en los temas. Creo que el Estado, en esto, en temas como el de la vivienda que dicutíamos el otro día, o la inmigración, no sólo debe jugar un papel punitivo y coercitivo, sino más bien socializador. En ese camino creo qeu van estas acciones.
Y no sé cuántas vidas salvarán con este dinero invertido. Pero seguramente más, que las salvadas por todo el dinero invertido en seguridad en Euskadi (ojo, que no digo que no haya que invertirlo).

Por otro lado Davicius, creo que si el sujeto del que tú hablas está en la calle es porque la sentencia no es firme. Sentencia, que en cualquier caso deberemos leer, antes de hacer juicios de valor. Porque (y menos mal) en nuestro sistema jurídico existen unas exhimentes, situaciones atenuadoras, etc.
Qué es lo relamente importante: que este sujeto pague por ello, o que no lo vuelva a hacer. A mí personalmente me importa la segunda mucho más que la primera, que aún así creo que tiene un papel ejemplificante necesario.

 
At 9.11.06, Blogger Jorge said...

Para el que tenga un rato, tiempo, ganas y huevos u ovarios:

A lo que voy es que por muy plausibles que sean los objetivos de nuestra nutrida regulación de la sociedad, me da la terrible y amarga sensación de que acabaremos sin dejar espacio a la espontaneidad de la sociedad, a la naturalidad aunque a veces sea cruda. Surge un problema y parece que no seamos capaces como sociedad de solucionarlo, y enseguida hacemos una ley.

Todas estas leyes son buenas, pero, no se, estoy confundido…
• Ley del tabaco porque me molesta que fumes a mi lado y no se ponerme de acuerdo contigo
• Ley de violencia de genero porque no sabemos des-educar y educar de otra manera
• Ley de paridad porque no sabemos poner en valor de forma natural otro tipo de valores
• Ley de circulación porque no parece que podamos entender lo peligroso de un instrumento que tampoco comprendemos tecnológicamente. Eso si, se que pasa de 0 a 100 en 5 seg.

…y tantos otros comportamientos humanos que intentamos regular por ley.

Y sin embargo, el mercado cada vez más libre, el mercado si que sabrá autorregularse, las viviendas bajaran por la propia dinámica del libre comercio. Parece que todavía sigamos creyendo en la mano invisible de Adam Smith y su “Riqueza de las Naciones”, de forma que la libre competencia dará beneficios para todos. Si, yo también quería creer en los reyes Magos, pero no existen por mucho que nos duela a algunos, ¡que bonito sería!¡que ilusión!. Y además, ¿libre comercio en España?, ¿en Europa?, ¿en EEUU y Europa?, ¿o a nivel mundial?, en este último caso empezaríamos a platicar.

Si, el estado debería regular más las relaciones económicas y laborales y menos las sociales.

El estado debería cuidarse muy mucho, en legislar sobre aquello que solo afecte al individuo, como el ponerse o no el cinto. Si quiero correr más riesgo es cosa mía mientras no afecte a otros. Y no se te ocurra comparar, Fernando, una muerte causada de manera tan injusta como el terrorismo de eta, con una muerte por no ponerse el cinturón, cada uno es muy libre de matarse si le da la gana (a no ser que sigas el sendero católico). Sin embargo, si se puede comparar a la victima de un accidente frontal por culpa de un asesino borracho.

Una sociedad que regula tanto las relaciones entre los hombres y los comportamientos individuales, pierde espontaneidad y naturalidad. En algún momento tendremos que plantearnos los límites de este contrato social que estamos haciendo, por vivir en sociedad no tiene que quedar todo determinado. Y sino que me digan que alternativas hay a un contrato tan estrecho y con unas comisiones de cancelación tan elevadas.

Ahora parece que si te ponen un mote en el colegio o te dan una colleja es violencia en las aulas, y que también hay que regularlo. Entonces, ¿dejamos sin función a los profesores?, ¿no sería mejor responsabilizarlos de eso?, ¿y los padres?. NO, no, este no es el camino. Aunque yo sea un claro seguidor de Rousseau, y no de Hobbes, creo que en el hombre hay una violencia natural que también tiene que tener espacio en la sociedad para que un día no explote como una polla a presión (uy!, hoya) sin válvula de escape.

Regulando tanto estamos haciendo una sociedad débil, llena de confort y comodidades, y quiero recordar que este determinismo social tan grande y este exceso de confort (para unos privilegiados, aunque seamos bastantes) nunca ha dado buenos resultados sociales. Mientras Platón meditaba y sentaba las bases de la física moderna, la matemática y creaba la academia Platónica, vivía, como todos los griegos, una vida muy áspera, dura y sin ningún tipo de lujo. Mientras tanto, el afán de confortabilidad llevaba a inventarse el pañuelo de bolsillo en Pekín.

Nos estamos volviendo débiles, blandos y acomodados por tanta regulación social.

Bla bla bla ….
Bla bla bla ….

X: …“está claro, si es que en la interné, se le deja escribir a cualquiera”
Y:… “pos Si, menudo rollo nos han dao. Co, hacía tiempo que no oía hablar de ese Smith”
X: … “presente”

 
At 9.11.06, Blogger Jorge said...

Vamos que habría que avisar de que en este pais QUEDA COMPLETAMENTE PROHIBIDO TODO AQUELLO QUE NO SEA OBLIGATORIO

 
At 9.11.06, Blogger davicius said...

Joer Jorge, estás "sembrao"......
Muy interesante tu réplica porque sacas a colación las ideas de algunos de los filósofos y pensadores sin los que no se puede entender nuestra sociedad.... La idea del "contrato social" está basada precisamente en la protección de la sociedad frente al individuo, y viceversa, se trata de que las libertades individuales no interfieran en las colectivas, y que el colectivo permita al individuo su desarrollo. Por lo tanto, cualquier conducta individual que vaya en perjuicio de la sociedad, es reprochable.... Cuando mencionas la legislación que nos afecta como individuos olvidas que casi cualquier comportamiento individual tiene un reflejo en el colectivo: cuando corres a toda pastilla en la carretera y sin cinturón, no sólo pones en peligro a los que tienes alrededor, sino que tienes más posibilidaes de pegarte un tortazo y quedarte tetrapléjico, y que por lo tanto yo, que no corro, vaya a tener que pagarte tu tratamiento en un hospital público financiado con mis impuestos (disculpad esta exageración).
Es decir, todos los comportamientos individuales tienen un reflejo colectivo y sólo aquellos que no afectan al resto de la sociedad deberían estar ajenos a la legislación (por eso, en mi caso, defiendo la eutanasia).
Dicho esto, estoy completamente de acuerdo contigo en la paradoja de que las relaciones económicas estén basadas en la ausencia de regulación, excepto cuando ésta beneficia a los más poderosos (como en el caso de las subvenciones a los productos agrícolas de la Unión Europea y Estados Unidos....), pero claro, eso daría para otro artículo entero....

 
At 10.11.06, Blogger F. de los Ríos said...

Ah¡ A ver empezado por ahí:
1. Estoy contigo que tanta regulación no nos lleva a ningún lado. Menos leyes y más educación. ¿Y no es educar lo que intenta el Estado mediante esta campaña?
2. No soy un liberal, pero cada cosa en su contexto. Adam Smith era un ilustrado escocés que exaltaba la libertad individual (en este caso la económica) frente al poder totalitario del monarca, como método de llegar a la igualdad y la felicidad universal. No estaba muy lejos de los planteamientos de Rousseau, y en su época tuvo muy poco predicamento entre los entonces partidarios del Antiguo Régimen.
3. A mí las muertes me parecen igual de importantes y dramáticas, se produzcan en Líbano, Somalia, España, por terrorismo, tráfico o sida. Al final, es una vida humana menos. La diferencia está en nuestra capacidad o no para poder evitarla. Tanto en un acto terrorista (por no prevenir el fanatismo), como en una muerte en carretera (por no educar socialmente), como por morirse de sida (por no usar condones) me parecen fracasos sociales, en los que la sociedad debe intervenir tratando de poner los medios. Puesto que todas ellas eran evitables, mido la importancia de la causa, por el número de muertes que provoca. Y entre los tres ejemplos anteriores, la causa que menos muertos provoca es el terrorismo. Por eso escandalizarnos con este último y no hacer nada ante las anteriores, me parece una muestra más del cinismo social que nos rodea.
4. Osea Davicius, que te parece mal la ausencia de regulaciones en materia económica, pero que crees que las políticas de tráfico deben estar basadas en criterios de ahorro de costes a la Seguridad Social? ¿Cómooooo? Je ne compris pas.
5. Ah, y Jorge, como decía ayer Miguel Ángel Aguilar en 59'. Yo comparo, lo que me da la gana.
;-)

Puede que todo esté simplificado en exceso, pero chicos, qué quereis, en la caja esta que habéis puesto, no voy a escribiros una tesis. ¿no?

 
At 12.11.06, Blogger Raulo said...

No llevar puesto el cinturón de seguridad en los asientos traseros produce la muerte por impacto sobre los ocupantes de los asientos delanteros. Así que no sólo muere el gañán que no lo lleva puesto, sino los que les acompañan.

 
At 13.11.06, Blogger Jorge said...

También es una decisión individual el ponerselo o no, y ya somos mayorcitos para saber lo que nos conviene.
Mejor sería dedicar los esfuerzos en controlar los adelantamientos peligrosos, y el dinero en poner radares.

 
At 15.11.06, Blogger F. de los Ríos said...

Pero bueno Jorge, aclárate: damos libertad para adelantar, o no. A mí me tienes loco. Por con el coche que sólo veo cicloturistas como tú.

 

Publicar un comentario

<< Home

Ponte en contacto con nosotros